Legisladores demócratas vuelven a presentar proyecto de ley para impuesto al carbono ajustado en la frontera.

En un esfuerzo conjunto, el Senador estadounidense Sheldon Whitehouse y la Representante Suzan DelBene reintrodujeron el «Clean Competition Act», una propuesta destinada a mejorar la competitividad global de las empresas estadounidenses y abordar las importantes fuentes de emisiones de gases de efecto invernadero.

La ley propone establecer un ajuste en frontera para carbono utilizando límites de emisiones específicos por sector que disminuirían con el tiempo. Los importadores y fabricantes nacionales cubiertos enfrentarían tarifas si sus emisiones superan el límite especificado. A partir de 2025, la legislación se aplicaría a industrias como los combustibles fósiles, productos derivados del petróleo, petroquímicos, entre otros. Para 2027, se ampliaría para incluir ciertos bienes importados acabados.

La «Ley de Competencia Limpia» recibió comentarios positivos de diversas partes interesadas, incluidas grandes empresas como Holcim US, y organizaciones ambientales como el Environmental Defense Fund y el Sierra Club, reforzando la idea de que la legislación propuesta se alinea con objetivos económicos y medioambientales.

Esta iniciativa legislativa refleja una tendencia más amplia entre los legisladores, incluidos algunos republicanos, que buscan herramientas comerciales para abordar el cambio climático y garantizar la competitividad de las industrias estadounidenses a nivel mundial. Asimismo, la propuesta también responde a iniciativas globales, como las de la Unión Europea, que implementan mecanismos de ajuste de fronteras de carbono.

Fuente: Insidetrade

Scroll al inicio